El papel de las condiciones de trabajo en la incapacidad temporal por enfermedad comun y accidente no laboral

Jordi Castejón Castejón

Introducción: La incapacidad temporal (IT) se define como la situación en la que un trabajador no puede realizar su trabajo habitual debido a una enfermedad o un accidente. En este trabajo se ha estudiado la IT debida a enfermedades comunes, entendidas como aquellas que no son laborales. La hipótesis fue que una proporción significativa de estas IT tienen su origen en enfermedades o accidentes de origen laboral. El objetivo fue identificar los episodios de IT por contingencia común que tienen su origen en enfermedades o accidentes laborales y analizar los factores laborales asociados a estos episodios.

Métodos: El estudio se realizó en una muestra de episodios de IT por contingencia común (n=207) de la población activa asegurada residente en el municipio de Castelldefels (Barcelona) y atendida por el Centro de Atención Primaria. Se utilizaron tres fuentes de información: el comunicado médico de alta, el informe clínico del alta y un cuestionario laboral estandarizado, administrado en forma de entrevista. Con esta información dos expertos valoraron el posible origen ocupacional de cada episodio como probable/ posible (IT laboral) y como improbable/ nula (IT no laboral). Para valorar la concordancia entre los expertos se calculó el índice Kappa.

Resultados: Los expertos consideraron que el 16% de los episodios de IT por contingencia común eran de probable origen laboral (Kappa=0,53). La mayoría de los episodios de IT laboral era debida a patología osteomuscular (61%) y correspondían principalmente a trabajadores manuales. Los episodios de IT de probable origen laboral estaban asociados significativamente (p<0,05) con la edad, la antigüedad en el puesto de trabajo y a determinadas ocupaciones donde, según la percepción de los trabajadores, existe una mayor exposición a las altas temperaturas, a la presencia de humos, a los polvos no metálicos o al uso de substancias peligrosas, a la movilización de cargas y a la demanda física, siendo esta asociación más evidente cuando la IT era debida a patología musculoesquelética.

Discusión: Estos resultados ponen de relieve que en la atención primaria se está atendiendo patología laboral que debería ser asistida por el sistema de aseguramiento específico de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, gestionados mayoritariamente por las mutuas. Ello lleva a sugerir la necesidad de valorar el coste económico de esta limitación que se está produciendo en nuestro sistema de salud. Los médicos de atención primaria requieren de una formación actualizada y continua de medicina del trabajo, pues una parte significativa de su actividad asistencial tiene que ver con problemas de salud relacionados con las condiciones de trabajo.