Posición de la RIFAPT ante la convocatoria realizada por la STPS para participar en el Foro de Difusión y Consulta en Materia de Seguridad y Salud en el Trabajo

 

Posición de la RIFAPT ante la convocatoria realizada por la STPS para
participar en el Foro de Difusión y Consulta en Materia de Seguridad y Salud
en el Trabajo.

México, D.F. a 19 de enero de 2015.

La Red de Investigadores sobre Factores Psicosociales en el Trabajo, A.C. (RIFAPT) se constituyó con la intención de impulsar el desarrollo de la investigación y la capacitación de especialistas para esclarecer los perjuicios de los llamados “factores del trabajo” sobre la integridad mental de los trabajadores.

Sus integrantes, un conjunto de académicos e investigadores interesados en la temática, asumimos que la población laboral requiere una visión rigurosa de cuanto acontece en sus entornos, de manera que ello contribuya a generar acciones de intervención ante la problemática que, principalmente, es de nuestra incumbencia. En este caso tenemos por objeto de estudio a los llamados “factores psicosociales” ligados al trabajo. Como consecuencia de éstos podemos ubicar a
un conjunto amplio de trastornos mentales asociados a las condiciones laborales.

En los últimos dos años, los trastornos mentales han registrado incrementos entre la población trabajadora. Estudios realizados por miembros de la Red y otros investigadores a nivel nacional e internacional, han encontrado una tendencia creciente de problemas como depresión, ansiedad, trastornos del dormir, violencia laboral mejor conocida como mobbing, distrés ligado a situaciones traumáticas asociadas con accidentes de trabajo e incluso presencia de trastornos cardiovasculares, por mencionar algunos ejemplos de cómo se ven impactadas la
integridad física y mental de los trabajadores. El IMSS ha reportado recientemente la presencia de algún tipo o nivel de estrés en el 75% de la población trabajadora mexicana y señala que el 25% de los infartos se originan por un padecimiento ligado a éste (La Jornada, 2013).

Entre las causas laborales que se han documentado se encuentran: el empleo precario, eventual y por horas que dan cuenta de la inestabilidad laboral, la prolongación de la jornada, la intensificación del ritmo de trabajo y el “outsourcing” o subcontratación, las que se han incrementado como resultado de la contrarreforma laboral a la Ley Federal del Trabajo aprobada en 2012. Como señalaba en septiembre de ese año Oscar Alzaga: …se trata de una reforma que cambia el fondo y la esencia de la ley laboral, que de aprobarse, la ley dejaría de ser tutelar del trabajo, para ser tutelar del capital. Se trata de una iniciativa retrógrada que hace retroceder los
derechos laborales –por tanto, a los derechos humanos- a los tiempos remotos del orden porfirista (Alzaga, 2012).

Con base en esta contrarreforma, se actualiza el Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (2014); que señala en el artículo 2º que el objetivo de dicho Reglamento consiste en “establecer las disposiciones en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo que deberán observarse en los Centros de Trabajo, a efecto de contar con las condiciones que permitan prevenir Riesgos y,
de esta manera, garantizar a los trabajadores el derecho a desempeñar sus actividades en entornos que aseguren su vida y salud, con base en lo que señala la Ley Federal del Trabajo. En el artículo 3º numeral IX señala la necesidad de diagnosticar entre otros a los “factores psicosociales”, los cuales se equiparan a los ergonómicos, lo cual es un acto de ignorancia, independientemente de que más adelante ofrezcan una definición diferenciada para unos y otros.

A partir de lo anterior, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social llamó a un foro de difusión y consulta a nivel nacional en octubre del año pasado, para, entre otros objetivos, enriquecer “La Guía para la Identificación, Adopción de Medidas de Prevención y Seguimiento de los Factores de Riesgo Psicosocial; La Guía para lade Riesgo Ergonómico y la Normatividad en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo, 201”; (http://autogestion.stps.gob.mx:8162/AvisoForoDiscusion.html). Documentos que no han compartido de manera íntegra, por lo que es fantasioso aportar un punto de vista fundamentado al respecto.

La RIFAPT consecuente con su postura analítica e independiente, se declara opuesta a la contrarreforma laboral del 2012, por las implicaciones perjudiciales en el trabajo y consecuentemente en la salud de los trabajadores.

Expresamos públicamente la decisión de no participar en los mencionados foros de consulta ya que, además, el mecanismo para la participación se antoja de simulación convalidante, al reducir las intervenciones a un máximo de 5 minutos lo cual es completamente insuficiente para abordar con la profundidad y amplitud los temas a tratar; en particular el caso del Programa “Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo”, adolece de inconcebibles insuficiencias y errores conceptuales, así mismo, se puede notar en dicha propuesta una visión productivista más que de promoción del bienestar de los trabajadores. Si realmente hubiera la voluntad política de impulsar el desarrollo humano y propiciar bienestar emocional, este programa se tornaría inútil bajo la actual política laboral, que no garantiza las condiciones mínimas de empleo y seguridad en el trabajo. Sin embargo, en la asamblea se llegó al acuerdo de que si los miembros de la Red desean participar lo pueden hacer a título personal.

Junto con ello se pretende implantar el programa Solve (Paquete de formación para abordar la prevención de los riesgos psicosociales y la promoción de la salud y el bienestar en el trabajo a través del diseño de políticas y su aplicación) de la Organización Internacional del Trabajo (Mesa Redonda A del programa) como la única opción para la evaluación de los “factores psicosociales” en el trabajo cuando en el mundo existe una amplísima variedad de metodologías para dicho
fin.

En virtud de lo necesario que es atender la nocividad respecto a los aspectos psicosociales en el trabajo y que sean legalmente reconocidos en el país, invitamos a todos quienes han sido convocados a esta consulta a que reflexionen sobre la pertinencia de su participación y evalúen si con tal formato pudieran aportarse ideas en beneficio de los trabajadores, o con ello sólo se busca el aval para justificar lo que ya está decidido desde las altas esferas del poder.

Todo parece una simulación más, semejante a las escenificadas recientemente, para convalidar las contrarreformas que el titular del Ejecutivo ha impulsado en sus primeros dos años de gobierno.

Atentamente

Red de Investigadores Sobre Factores Psicosociales en el Trabajo

Firman:
Jorge Ignacio Sandoval Ocaña
Susana Martínez Alcántara
Amilcar Torres Ortiz
Germán Gómez Pérez
María Adriana Cecilia Cruz Flores
Claudia Sánchez López
Mireya Zamora Macorra
Teresa Gutiérrez Alanís
Nereyda Valdovinos
Javier Quintero Medina
Luis Manuel Pérez Pantoja
Carlos Raymundo Martínez Pérez
Luis Manuel Fernández Hernández

Top